Sentido común + sinceridad + humildad = éxito del político en redes sociales

Han sido dos semanas apasionantes para la comunicación política. Primero, el congreso internacional celebrado por la Asociación de Comunicación Política (ACOP) en Bilbao, con un reparto de lujo. Después, un interesante reportaje el pasado sábado en Informe Semanal al hilo del señalado congreso para dar a conocer la profesión. Ayer, al mediodía, un coloquio online con Luis Arroyo, presidente de ACOP, para que la gente pudiera preguntar a un comunicador político distintas cuestiones sobre esta disciplina. Y, por la tarde, Política Redes, una mesa redonda organizada por Gutiérrez Comunicación y retransmitida por GlobbTV en streaming para reflexionar sobre el uso de las redes sociales en política. Encuentro apasionante del que se pudieron extraer algunas conclusiones interesantes de cómo está el panorama en España.

Rafa Rubio, moderador de la mesa, lanzó la bola refiriéndose a la importancia de conectar con las personas en el ámbito local a través de las redes sociales. Ninguna casa se empieza por el tejado, y establecer un diálogo con los electores tiene más sentido cuando éste comienza en el ámbito municipal y autonómico. A fin de cuentas, lo que más le interesa al ciudadano es lo que le afecta directamente: cuándo van a acabar las obras de la calle de al lado y por qué el alcalde hizo esto o dejó de hacer lo otro. Algo que de forma natural siempre se ha desarrollado mejor en el Reino Unido gracias a un sistema electoral en el que los representantes de cada circunscripción tienen que rendir cuentas en “casa” para mantener su escaño, y que era una asignatura pendiente en España.

Por su parte, los tres ponentes (David Pérez, PP; José Cepeda, PSOE; e Inès Sabanés, IU) se apresuraron enseguida a batear con contundencia mostrando que sabían de qué hablaban: la consecuencia de este diálogo en las redes sociales hará de la política un juego más democrático. Por tanto, en pro de llevar a cabo esta conversación político – elector (y viceversa), hay que fomentar su el uso de estas redes y los políticos deben aprender a convivir con estas tecnologías. Parecían ser muy conscientes de ello. Buenas noticias.

Señalada pues la meta, un sinfín de cuestiones realmente interesantes en el camino, en un evento que transcurrió en un ambiente altamente cordial, con los políticos dándose cuenta de que pensaban bastante parecido en muchos de los temas. La importancia de que los partidos no conciban las redes sociales como cotos de caza de votos; la importancia de la comunicación política 2.0 para comunicar los proyectos y llegar a la gente de forma más efectiva… Y, entre pan y pan, algunos datos curiosos: Facebook en 6 meses tuvo los mismos usuarios que la radio en 40 años.

En el capítulo de los retos, mejorar el sistema institucional para que permita este diálogo, según Sabanés. Y superar errores de manual como enviar cartas a los domicilios comenzando con querido amigo/a (o su versión @). ¿De qué sirve personalizar la política gracias a las redes sociales si luego se falla en lo básico?

Lee la conversación que tuvo lugar en Twitter durante el evento

Tal era la cantidad de cosas a hacer y no hacer que resultaba fácil perderse. En este sentido, nos quedamos con varias claves de David Pérez para que los políticos acierten en el uso de estas redes: sentido común + sinceridad + humildad. Sentido común porque se puede perder fácilmente el rumbo. No es una cuestión de cuántos amigos tengo en Facebook o cuántos followers en Twitter (muchas veces parece que cuantos más tienes, es porque mejor comunicas). Sinceridad, porque el usuario lo que quiere ver es a la persona, no al político. Mostrarse tal y como uno es, sin miedo a abrir las puertas de su casa a los electores, es siempre receta de éxito. Algo que supo hacer muy bien el actual primer ministro inglés, como se señaló al final del primer post de este blog. Y, en esta línea de mostrarse humanos, humildad. Nada gusta más al elector que ver que los políticos son personas como ellos, que por tanto cometen errores y los reconocen. “Restringir los comentarios de mi blog fue un error, lo reconozco”, afirmó el propio Pérez.

En suma, fue interesante ver que los políticos no consideran ya que hay que estar en Facebook y Twitter porque Obama ganó las elecciones, y que van al quid de la cuestión de lo que son las redes sociales a la vida de la política y su relación con las personas. Algo que, como bien dijeron, se traducirá en una mejora de la calidad democrática.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sentido común + sinceridad + humildad = éxito del político en redes sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s